lunes, 7 de julio de 2014

Accidente y victoria épica e inolvidable en Oulton Park

Ya sabíamos que Oulton Park es un circuito peligroso y que muerde, pero por desgracia nos tocó experimentarlo a nosotros, dándonos la posibilidad de vivir uno de los fines de semana más emocionantes de mi vida.












La historia comienza en el qualy, donde logré una bonita y trabajada Pole position por delante del Rapier de Millard y del Riley de Craig Dolby, piloto profesional que llegaba al cto..

la carrera pintaba bien para hacer un podium y ese era nuestro objetivo. Manuel había logrado buenos tiempos en los entrenamientos y estaba muy fuerte, solo tendría que hacer la salida y hacer vueltas a su ritmo sin meterse en demasiados problemas... pues no. Craig Dolby lo pasada en la salida y antes de la curva se abría demasiado tocando a Manuel y lanzándolo contra el rapier de Millard, llevando a los dos a un golpe tremendo.

Yo estaba en los boxes y fueron unos minutos tremendos, cuando vi que era el Mosler el que aparecía tras la nube de piezas y humo nos asstamos mucho. Manuel habló por la radio y nos tranquilizó. El estaba bien y eso era lo que importaba.

por supuesto tuvimos bandera roja y a Manuel lo metieron en la ambulancia por precaución y nos trajeron el destrozado Molser "this looks bad..." decía Neil, pero no perdieron ni un segundo. Desde los boxes bajamos una foto de Facebook del coche chocado y ya estaban preparadas las piezas que habíamos visto en la foto del accidente... pero no sabíamos nada del chassis.


En ese momento dudé no solo del fin de semana, sin también del Cto y de la vida del coche. Nos llamaron a comisarios deportivos para analizar el accidente y nos pidieron las cámaras interiores. no había duda el Riley que estaba líder sería penalizado por el incidente, lo que en realidad nos venía mal, ya que le descontaría puntos a los rivales.




La parrilla entera se preocupó de nosotros y vino a vernos (bueno, todos no... Lokie no dijo una sola palabra...). Dolby vino corriendo a ver a Manuel  a pedirle perdón por lo ocurrido, lo que dice mucho de el y agradecemos. Realmente nos sentimos muy arropados por todos y el Britcar fue una verdadera familia en ese momento.


Manuel y yo estábamos cambiados mirando como en el box salían piezas rotas, saltaban chispas de soldador y los mecánicos corrían de un lado a otro. Golpes, martillazos, sonido de metal... no sabíamos nada. Ya para el qualy de la segunda carrera (dos horas despues del accidente) me dice Neil, "ponte el casco y métete al coche" yo me metí sin decir nada para ver la dirección totalmente torcida, el cristal roto, el morro medio suelto, no teníamos retrovisor y la puerta tenía un agujero a través del cual podía ver la pista... salí a pista y pese a que el coche no iba recto parecía que funcionaba!!! Correríamos la segunda carrera!!!!

Manuel estaba dolorido y aunque no lo admitiremos delante de las chatis, un poco acojonado, pero hablamos de que teníamos que hacerlo y que el tendría que tomar la salida. esa es la mejor manera de hacerlo, repetirlo para que salga bien. Manuel no lo dudó de nuevo y se puso el casco.

Venga tio! esto va a salir bien!

La salida esta vez fue tranquila y Manuel se colocó a rodar tercero a buen ritmo y en una bonita pelea con el cuarto. el coche no estaba bien, pero fiuncionaba. La pusimos un retrovisor roto y faltaban muchas piezas, pero la esencia del Mosler estaba ahí. Los mecánicos agotados y con las manos llenas de cortes y quemaduras estaban totalmente atentos a la carrera. Nunca he querido ganar una carrera más que esta y aunque parecía complicado no era imposible. derrepente bandera roja. un accidente tremendo de Alister Lindsay en el Chevron hacía que pararn la carrra había que evacuarle en helicoptero y parar la carrera. Tras 40 minutos de bandera roja, Britcar anunciaba que la carrera sería a 45 minutos y sin parada, con lo que los pilotos profesionales entraban en los coches en la parrilla. Derrepente Britcar era una carrera de Sprint. Estábamos terceros y con la responsabilidad en mis manos de devolver a los mecánicos el increíble esfuerzo. Realmente no quería cometer un error... pero quería ganar.

Se dio la resalida y pude ver que el coche no estaba bien, pero que podía seguir a los dos primeros, el Audi R8GT3 de Pelle y el Ferrari de Lockie. Lockie como no podía ser de otra forma me cerraba las puertas como un loco, bloqueando todo intento de adelantamiento, dejando que el Audi se fuera. Finalmente logré pasarle por un error suyo y fui a la lacaza del Audi.



Aqui teneis los momentos claves




 Un safety car me facilitaba las cosas y me dejaba detras del audi a 15 minutos del final. Podía seguirlo, pero no pasarlo... pensaba que no lo lograría y empecé a intentar provocar su error. Pelle hizo una gran carrera, y me dejaba claro que quería ganar, llegándome a poner en la hierva un par de veces... finalmente provoque el error y lo logré pasar... pero.. lo lograba despegarme. el frenaba más tarde que yo y mi única baza era usar los doblados para sacar distancia y así lo hice. tome muchos riesgos, pero fueron suficientes para ganar por 4 segundos!!!


Una verdadera alegría y una muy emocionante victoria, todo el padock vino a felicitarnos y creo que todos se alegraron de la victoria. Hasta la locutora de la televisión se emocionó y creo que esta carrera se recordará mucho tiempo por el gran trabajo del equipo.
Celebramos con cervezas encima del Molser!


El cto se complica, pero no es imposible. Ponerlo de esta manera, era mucho mas complicado siquiera correr la segunda de Oulton.

Estoy muy orgulloso de Manuel que supo sacudirse el polvo y volver a levantarse, y al equipo porque die
ron una leccion de como se trabaja y como se ganan los ctos. Gracias a todos!

Cheer guys! You are the best team!