jueves, 7 de noviembre de 2013

Donington; Segundos en la última carrera

Foto con el equipo de celebración... mientras tanto en el camión....
Cuando volví a mi casa tras el fin de semana de Donington me tiré en el sillón y solo pude soltar todo el aire de mis pulmones y decir "Porfín". El fin de semana fue muy pero que muy intenso en todos los sentidos, y no todos buenos ni malos.
Era una carrera rara, no íbamos a participar, pero estando terceros en el Cto absoluto parecía una locura no hacerla, pese al poco tiempo del que disponía Manuel y a la poca inscripción que parecía indicar una carrera "sosa".






cara de entendido en realidad pensando: para que seran todos esos cables?
Fuimos a Donington sabiendo que no teníamos casi tiempo para entrenar, tan solo dos sesiones cortas y el Qualy. La carrera era de dos horas pero nocturnas, es decir en total oscuridad, lo que hace que sea muy complicado.

Para Manuel la consigna era muy clara empujar empujar y empujar, tras la carrera de Silverstone donde no estuvo a su nivel, esta tenía que ser otra cosa, con Manuel volviendo a ser lo que es capaz de hacer.










La primera sesión comenzó mal a los ojos de los demás, pero bien para mi. Manuel se salía de pista en la primera vuelta. esto lejos de estar mal quería decir que Manuel estaba dispuesto a empujar de verdad y yo sabía que era una buena señal. esto se confirmó en la segunda sesión, donde fuimos los más rápidos con Manuel siendo además muy muy consistente.







para el Qualy decidimos no usar rueda nueva y guardar las rudas para la carrera, lo que nos costó luchar po la pole, dejándonos terceros en una parrilla que aunque muy pequeña contaba con coches muy competitivos.

de cara a la carrera la idea era que yo tomase la salida e intentar tirar todo lo que se pudiera para que Manuel hiciese el segundo y final Stint. Las primeras vueltas son mucho más dificiles de lo que imaginais. Un coche de GT grande a 4 grados de temperatura sin poder usar calentadores es simplemente inconducible, y las primeras vueltas son simplemente una locura.

Antes de la salida se producía el primer golpe de efecto. El Rapier de la Pole se salí de pista en la vuelta de calentamiento (por esto que os cuento), mientras el Aston de Bailey y Shultz y yo hacíamos malabares para estar en pista. En la salida me coloque lider y tras calentar neumáticos empecé a tirar abriendo algún hueco sobre Bailey.

a las pocas vueltas empezó la "fiesta" y esque se puso a llover, lo suficiente para aguantarse por poco sin salirse de pista, pero poco para neumáticos de agua. Aprovechando un Safety pusimos neumáticos intermedios a diferencia de Bailey que se quedo con sliks. Desde ese momento pudimos disfrutar de una ventaja brutal, rodando claramente más rápido que todos y llegando a liderar con 4 vueltas de ventaja cuando se lo entregue a Manuel.

Manuel ya en pista y con los mismos neumáticos parecía que tendría una carrera tranquila hacia la victoria... pero no. la pista se secaba dejandonos ahora con desventaja y a nuestros rivales con los neumáticos Sliks en perfecto estado, las cartas se dieron la vuelta y eran ahora ellos los que rodaban claramente más rápido.


Correr en la noche es una experiencia preciosa pereo muy complicada





Haciendo cálculos con la diferencia de ritmo nos cazaría en el último minuto, por lo que la consigna a Manuel a 30 minutos del final era clara. Arriesga TODO, cada décima de segundo que ganes, va a suponer ganar o perder la carrera.



Manuel afrontó el reto muy bien y empezó a hacer unos tiempos muy competitivos, defendiendo la distancia lo mejor posible, aunque los cálculos decían que la  carrera se decidiría en la ultima vuelta. A dos vueltas del final y con el Aston cazándonos aunque parecía que pudiésemos conseguirlo Manuel arriesgó a doblar a un coche, este coche no le veía y le empujaba fuera de la pista haciendo un trompo... se acabó la opción a victoria. Manuel pudo volver a pista y terminar en un segundo puesto muy digno.

Cuando se arriesga o se gana o se pierde, pero lo que le pasó a Manuel es totalmente lógico. 30 minutos de riesgo son muchos y algo puede salir y suele salir mal, pero si queríamos ganar no había otra opción.
Merecidos aplausos a Manuel, perdoimos, pero perdimos luchando
Con este resultado terminamos terceros en el British Endurance Championship en lo que parece ser su última edición, ya que el año que viene el Britcar volverá con sus parrillas de 50 coches y su ambiente clásico, donde esperamos estar de vuelta.

Las emociones no acababan para mi aquí, ya que al terminar todo e irme al camión a cambiarme de ropa, descubrimos que n os habían robado llevándose la cartera mía y de una amiga que había ido a visitarnos. Más allá del daño económico, yo tenía el problema de viajar a España, ya que sin el DNI me resultaba imposible embarcar. tras una noche en blanco en el aeropuerto tratando de negociar con todos los cuerpos de seguridad del Aeropuerto y gracias a la ayuda de Easyjet (Y pese a la embajada española) logré embarcar y llegar a España, a mi casa y a mi sillón donde comienza esta historia.

Creo que el año que viene volveremos, y volveremos a mejorar. Las promesas de mejora del Cto son muchasy tienen muy buena pinta. Hoy ha comenzado la temporada 2014 donde estaremos más fuertes.