viernes, 12 de julio de 2013

Carrera centenario Aston Martin

Hay mucho movimiento con Aston Martin últimamente. desde el año pasado la carrera que hicimos en Le Mans, han pasado muchas cosas con respecto a la marca. Paul White compro un Aston GT3 última generación, que es uno de los mejores coches de GT del mundo en este momento y me llamó para correr una importante carrera con el, el Aston Martin festival que se disputaba en Brands Hatch. La carrera de GT modernos celebraba los 100 años de la marca y todos lo GT3 de Europa y alguno de Japón y USA estaban allí para celebrarlo y hacerse con una carrera importante.

Para mi era una decisión dura ya que me enfrentaba a pilotos, todos ellos muy expertos en el coche y muchos de ellos de primer nivel, entre ellos dos de los pilotos oficiales de la propia marca.
Nuestro objetivo era simple, queríamos hacer la carrera dignamente, llegar al final y participar en tan bonita carrera.

Paul ha tenido una operación en un pie y no ha podido ni entrenar en 8 meses con lo que me centré en que el entrenara, quedándome yo sin casi conocer el coche en el que tendría que enfrentarme a todos los super pilotos.
Tenemos un plan de hacer la última carrera del Blancpain con Mauel Cintrano, Paul White y yo, por lo que también era la ocasión perfecta para que Manuel conociese el coche.

Paul y Manuel hicieron los entrenamientos y lo hicieron muy bien. acostumbrados al Mosler el Aston resultaba fácil de conducir y los tiempos de ambos llegaron muy rápido, lo que me hacía ser más optimista que antes del meeting.

34 coches, 12 de ellos gemelos al mío (GT3) y solo 4 vueltas para el Qualy y con mucho tráfico. Un reto muy complicado pero muy bonito. Trabajé mucho con mi cabeza y preguntando a los ingenieros y pilotos, que en ese momento no me veían como una amenaza, por lo que pude hacerme una buena idea de como setear el ABS y el control de tracción. me lancé a una vuelta y nos colocamos en la pole de GT3 y segundos de la general. Para mi este resultado es muy muy importante, ya que demuestra que el método de programación mental que estoy desarrollando funciona perfectamente y que un piloto sin experiencia en el coche puede batir a pilotos profesionales que si la tienen si lo aplica correctamente.


Este resultado ha llamado mucho la atención y ha servido para que la gente de Aston y Prodrive me felicitasen, lo que ya en si es un gran orgullo para un piloto.
Las vueltas de Paul eran muy buenas también , lo que me hacía ser optimista para la carrera, que sería muy muy cerrada.

Antes de la salida formaron la parrilla y nos hicieron bajar de los coches para hacer un minuto de silencio por Allan Simonsen, lo que fue realmente emotivo. No es lo que más quieres hacer justo antes de una carrera, pero la ocasión lo merecía.









La salida fue tranquila, Richard Abra me pasó e intenté seguirle durante mi primer stint. Se me escapó unos 7-8 segundos y entregue el coche en tercera posición (2º GT3). Paul salió de boxes justo delante de Abra-Poole y la batella por el liderato de GT3 continuó. Paul Hizo una gran carrera entregándome el coche líder con unos 20 segundos a poole, ahora ya con Abra al volante (tras un pequeño error de ellos que les relegó unos segundos).

De vuelta al coche para llevarlo al final, parecía que el sueño se podía lograr, estábamos líderes a 20 minutos del final con el segundo a 10 segundos y el tercero a 20... esto estaba hecho!!!  PUES NO!




El equipo se había equivocado y había hecho la parada demasido corta (7 seg) y nos imponían un Drive Trough. lo cumplí y volví a la pista justo detrás de Abra luchando por el 3º general 2º de GT3. La pelea fue feroz, intenté todo para pasar y nos tocamos dos veces (Una de ellas más espectacular de lo que hubiese querido) pero no lo logré pasar.











El resultado es en cualquier caso muy muy bueno, estoy muy orgulloso de Paul y de mi sistema de trabajo que tantas horas de estudio me lleva.. Nunca pensé en lograr este resultado y aquí está. una gran experiencia en una carrera histórica.

Desde aquí quiero darle las gracias a Paul por contar conmigo. Siendo español no es fácil que te llamen para trabajar al país del motorsport por excelencia. es un orgullo y un placer, y un alivio haber cumplido con mi trabajo de Driver Coach y de piloto.

Os dejo un vídeo para que os hagáis una idea de lo bonito que suenan los Aston Martin. Belleza en estado puro