domingo, 12 de mayo de 2013

8º en una carrera en Silverstone pasada por agua.

No pudo ser, no pudimos ni siquiera disfrutar de la carrera de Silverstone, la segunda cita de la temporada, un fallo eléctrico y la lluvia hizo que fuese un mal fin de semana.

Este año las cosas son muy diferentes a años anteriores. hay muchos menos coches en la parrilla, pero en la categoría primera las cosas están más complicadas que nunca.






Los entrenamientos libres fueron bien, ya vimos que varios coches podrían luchar por la victoria y por la pole, pero también sabíamos que nosotros podríamos ser uno.







Manuel se adaptó bien al circuito, y aunque no lograba hacerse con la primera curva, sus tiempos eran constantes y buenos.





El qualy fue bien, logramos el tercer tiempo detrás de dos prototipos que a priori deberían ser más rápidos que nosotros a una vuelta, un Riley de la Grand am americana y el Rapier que es un ex-LMP2. Nos clasificamos por delante del Aston de Shultz y Bailey, los que apuntan a ser los enemigos principales.





segunda vuelta
Las sorpresas empezaron 10 minutos antes de la salida. en el parque de pre-salida donde nos forman para ir a la parrilla, se abrió el cielo y cayó el diluvio. El Mosler se empezó a llenar de agua, ya que esta pensado para ir andando y no estar parado. el problema no solo era el agua, sino que no funcionaba el calentador de cristal, por lo que se empañaba, no pudiendo ver nada.




así de agradable estaba silverstone

Salimos porfin con safety car delante durante cinco vueltas antes de dar la salida. La pista estaba tan mal que me costaba seguir al Safety car por el aquaplaning.

Finalmente dieron la salida y pude colocarme segundo, no tardando muchas vueltas en colocarme líder. Shultz que venía por detrás según se secaba la pista nos alcanzaba llegándonos a pasar.

Había tanta agua dentro del coche que al frenar salpicaba al cristal por dentro!!! este tema pasó factura y la centralita del motor se mojó, produciendo fallos.





Hicimos la parada para reparar y cambiar de piloto, pero perdimos 8 vueltas que ya nunca recuperariamos (la vuelta es de un minuto).

Manuel hizo una carrera consistente, pese a dos trompitos, y lograba coger un buen ritmo, aunque no tan bueno como el de Bailey en el Aston que lideraba confortablemente

Yo entré al coche en el último relevo y logramos hacer la segunda vuelta rápida por detrás del Rapier y por delante del Aston, lo que es importante por los puntos.

Finalmente terminamos octavos y cuartos de la categoría, lo que no está muy bien, pero por mucho tiempo temimos que no podríamos volver a la pista, así que tener algunos puntos puede ser muy importante.


El Aston de Bailey y Shultz


Visto el ritmo que tuvimos no creo que subiésemos podido ganar, pero si posiblemente segundos. La famosa frase de "las carreras son así" se aplica... pero desespera.







Es ya cansados carreras en agua, donde creo que estamos en desventaja con el Aston, y donde los errores son más posibles. Estamos deseando ya hacer una carrera en seco.

Como no tuvimos nada mejor que celebrar, nos centramos en comernos una maravillosa tarta que hizo un mecánico imitando al Mosler, y con la excusa del inminente cumpleaños de Manuel, nos la comimos junto a nuestras penas.

Salud!!! nos vemos en Rockinham!