lunes, 15 de abril de 2013

Victoria con lucha feróz en la primera cita del 2013, Donington.

No pensaba realmente que pudiésemos lograr la victoria en la primera carrera del año. Ya sabéis que no hemos podido entrenar casi y que no estábamos lo bien preparados que deseábamos para la temporada, lo que suele significar malos resultados.
Tratamos de compensarlo con mucho simulador y trabajo alternativo, sobretodo para Manuel, haciéndole entrenar mucho equilibrio, coordinación y esas cosas "friquis" que los que me conocen saben que me gustan.... pues parece que funcionó.

Los entrenamientos del jueves fueron regular. el coche funcionaba bien pero con algunos problemas y Manuel.. mal no se adaptaba al coche y estaba algo perdido. En ese punto no era nada optimista, ya que además Bailey y Shultz iban como un tiro, además del nuevo Chevron oficial y del Rapier, que esta vez contaba con un piloto profesional.





la sorpresa empezó con la rotura terminal del Ferrari de Bailey, lo que en principio era malo para ellos se convirtió en bueno, ya que Bailey (Que no tiene precisamente problemas para llegar a fin de més) encargó sobre la marcha un Aston Martin GT3 2013, que es el mejor coche de GT del mundo... uupppss.

El viernes lo tuvimos libre y lo aprovechamos para hacer una visita al museo de Donington y para ver las entrañas del Mosler al ser desmontado y revisado para la carrera.




El Sábado empezaba con los libres donde Bailey y Shultz se hacían con el mejor tiempo, nosotros logrando solo el tercero. El qualy fue otro cuento, dí el 100%, el coche estaba perfecto para las condiciones y logramos una vuelta de 1.04.9 a la que le faltaron dos décimas para la pole del Rapier y mucho tiempo por delante del Aston, para mi sorpresa.

La carrera sería otra cosa, ya que los cielos se abrieron y sería claramente en agua. Yo tomé la salida y el objetivo era claro, intentar colocarme líder para hacer hueco con Shultz. Logre pasar al Rapier e intentar abrir hueco, pero el Aston venía 8 segundos detrás de mí y pese a mis esfuerzos cazandome lentamente.





tras una hora hicimos la primera parada con el Aston a 3,5 segundos detrás. era el turno de Manuel. las condiciones eran dificilisimas y me preocupaba el ritmo de Manuel, pero aprovecho el día adecuado para poner en práctica todo lo aprendido. empezó a rodar en unos tiempos espectaculares, siendo el segundo coche en pista más rápido detras de Shultz. Estos hicieron la parada a los 15 minutos con 37 segundos de ventaja sobre nosotros ya con Bailey el volante, y entonces empezó una batalla entre Bailey y Manuel. Lo que hiciesen ellos nos daría o quitaría la posibilidad de victoria, ya que solo quedaría un stint de una hora entre Shultz y Yo. Manuel no solo aguantó el tipo, sino que fue cazando poco a poco a Bailey entregando el coche a 19 segundos para la última hora.

Tras las últimas paradas liderábamos por 30 segundos conmigo al volante y Shultz ya en el Aston cuando escucho a Neil Garner por la radio "Javi, nos faltan 3 litros para terminar la carrera, o los ahorras en la conducción, o tenemos que hacer otra parada y perder la carrera" "Ni de coña! los ahorro los ahorro!!!"






desde ese momento tenía que levantar el gas en las rectas un 10% ahorrando gasolina pero perdiendo tiempo. Shiltz empezó a pillarnos... cada vuelta me daban la gasolina en el coche, el tiempo que quedaba y la distancia, para calcular si nos pillaba, que parecía que si lo haría.






A falta de 20 minutos decidimos tirar a muerte y arriesgarnos a quedarnos sin gasolina, pero no dejarles cazarnos, y cuando ellos vieron eso, entraron para echar unos litros y asegurarse terminar, ya que ellos también estaban cortos de gasolina.

desde ese momento ya etaba en el bolsillo... si llegaba el coche a la meta. Creo que el Mosler consumió en esas vueltas menos que un Smart... y Victoria!!!

Manuel hizo la carrera de su vida y su actuación fue la clave de la victoria. este año el Britcar está más complicado que el año pasada y aunque hay menos coche al haber separado a los coches más pequeños, nos lo complica más ya que los Safety Cars se reducen y eso hace que no podamos aprovecharlos para repostar.

Estamos felices por la victoria que ha sido la más difícil de las que hemos logrado y este año vamos a tener que reinventarnos para lograr más, pero pase lo que pase... ya tenemos una en el bote!