jueves, 18 de agosto de 2011

Carrerón precioso en Snetterton, pero sin premio.




Menuda carrera vivimos la semana pasada, quizá una de las mejores que se han disputado y una de las que más hemos disfrutado.

El nuevo circuito de Snetterton es realmente complicado, a la dificultad del antiguo, han añadido una zona preciosa y muy técnica, por lo que los entrenamientos del viernes los dedicamos a prender la pista y a poner a punto el coche.


Desde el primer momento, quedaba claro que dos coches de los 34 de la parrilla, lucharían por la victoria, el Ferrari f458 de Gaw y Dryburg y nuestro estupendo Mosler. Desde el viernes ambos coches fuimos quitandonos constantemente el record de Gt de la nueva pista.

El qualy fue el más emocionante del año, ya que el Ferrari, quería venganza por Castle Combe y salía a por todas, pese a eso, yo lograba la pole a 20 minutos del final.
El Ferrari volvía a la pista a 5 minutos del final, saliendo yo también para poder defenderme. Todo se decidiría en esa última vuelta para los dos. En mitad de la primera vuelta lanzada me dicen por la radio que ha bajado una décima mi tiempo. estaba fuera de la pole, cono tan solo una vuelta para recuperrarla. Fué una vuelta de locura preciosa, pero no fue suficiente, ya que me quedaba a 0,078 del tiempo de Gaw y más de 2 seg delante del tercero.


En el parque cerrado Gaw me daba un abrazo y la felicitación, por una sesión muy emocionante, que dejaba claro como sería la carrera del día siguiente. Es una pasaba el buen ambiente que hay entre los pilotos y equipos. perdimos la pole, pero hacerlo así contra deportistas, es la menos mala manera de hacerlo.



La salida la tome yo, y quería abrir hueco para facilitarle las cosas a Manuel lo más posible. Me hice con el liderato en la segunda vuelta, y a partir de ahí a tirar como loco. De repente noté como el coche cambiaba poco a poco, señal de pinchazo. Justo entonces salía un Safety que nos venía perfecto, ya que repostaríamos y cambiaríamos las gomas, salvado por la campana!!!!


El Ferrari copió nuestra estrategia y entro en boxes a repostar detrás de mí. A los 40 minutos de carrera estábamos último y penúltimo, pero cargados de gasolina y en la vuelta del líder (lo que es una buena estrategia). Desde ese momento luchamos a brazo partido hasta volver a liderar la carrera, pasando a la parrilla entera mientras lucrábamos entre nosotros. Nos llegamos a pasar unas 5 veces, en una lucha preciosa y limpia. uno de los momentos más bonitos que he vivido en las carreras, especialmente la lucha con el Mosler de Lokie, un ültima GTr y el Ferrari, cuando estabamos 1º, 2º, 3º y 4º.


Manuel tomaba el mando, con el coche en segunda posición, pero ya el coche empezaba a dar algún problema de cambio, no dejando bajar algunas marchas. Pese a eso Manuel se asentó en el segundo puesto comfortablemente.

Para los últimos 40 minutos de carrera, volví a retomar el mando, para escubrir un coche con problemas importantes de cambio, lo que nos apartaba de la lucha por la victoria pero comfortables segundos.


No pudo ser, el cambio terminó rompiéndose, dejándonos fuera de carrera a 20 minutos el final.

Para nosotros no tuvo excesiva importancia, ya que tras una carrera tan bonita, tan disputada y ya fuera del Campeonato, el disfrute y el buen hacer fue más que suficiente.

Acabamos con la cabeza muy alta, todo el mundo sintió que no termináramos y deportivamente así lo hicieron saber.


El Ferrari ganó la carrera comfortablemente, por delante del viper de Scott y Wilks y del Morler de Lokie y White. este resultado ya da casi matemáticamente el Cto. A Scott y Wilks, que han hecho un año genial.

Nosotros no nos hemos quedado decepcionados, ya que estamos haciendo muy buenas carreras. Los premios llegarán, cuando haces un trabajo profesional y honesto, siemore acaban llegando, el problema es cuando no se sabe hacer un buen trabajo.

Prueba de ello es el trato que firmamos el Domingo por la tarde tras la carrera, ya que Lokie y White, serán nuestros compañeros de equipo en las 24 horas de Silverstone, con el equipo Strata 21 y pilotando un Mosler similar al nuestro. Este acuerdo, con uno de los mejores equipos del mundo de resistencia y con todos los medios, ha venido por el buen hacer y el respeto que Manuel y yo nos hemos sabido ganar y ha llevado a que dos grandes pilotos nos elijan para tratar de ganar la carrera más importante inglesa. Un verdadero orgullo.


La siguiente carrera es precisamente esa, y ya escribiré antes para contaros la preparación y el planteamiento, aunque sea difícil mejorar el resultado del 2010, parece que tendremos todos los medios para lograrlo.