miércoles, 13 de julio de 2011

Una semana para Castle Combe; un circuito increible

Increíble es la palabra que mejor lo define. Nunca he estado en un sitio igual en mi vida. Para empezar está en la zona más bonita de Inglaterra, a 20 km de Bath. llegas al circuito y es todo como una postal, césped perfecto, pajaros preciosos están por el campo, una torre de control como de cuento, todos los equipos en el césped con sus coches (ya que no hay boxes ni nada parecido), cientos de personas de público que disfrutan de cada cosa que pasa en el fin de semana... todo idílico, hasta que entras en la pista.

La pista tiene 60 años, y lo creáis o no es la misma pista con la que inauguraron el circuito, con las mismas medidas de seguridad, pero añadiendo los baches que se han producido. Lo único que han añadido son doc chicannes para que no sea tan rápido como Thruxton.



La recta tiene un bache que tiene hasta nombre "Avon Rise" donde el Porsche del año pasado se levantaba del suelo a 250 km/h, para aterrizar y frenar para Quarry. Esta curva no parece nada especial, pero debe ser la curva más peligrosa de Inglaterra. Esta llena de público y hay hasta un canal de Youtube solo de accidentes de Quarry.


Las primeras vueltas que di allí en mi vida (Con salida de pista en Avon Rise incluida) pensé en serio que un coche de GT no podía correr allí y que sería una broma. He pasado de odiarlo a adorarlo con el tiempo, y realmente correr allí es algo tan increíble y difícil que engancha.
Os dejo un vídeo del año pasado desde dentro y desde fuera del coche, para que veáis las peculiaridades del circuito, en el que tienes que evitar baches y sacrificar trazadas...




La carrera va a ser muy difícil de ganar, ya que además de los habituales del Britcar viene un Ferrari 458 GT del FIA Gt, el que hoy por hoy es el mejor GT del mundo, así que nos lo pondrá muy difícil.


Ya os contaré como ha ido, pero lo que es seguro es que disfrutaremos de Castle Combre, del ambiente tan increíble que hay ahí, de las anécdotas que siempre nos ocurren allí, y si además de todo eso volviéramos con un trofeo, imagínate que planazo!

Nos vemos en unos días!