miércoles, 6 de octubre de 2010

Ganadores de las 24 horas de Silverstone Clase 3 y terceros de la absoluta

Menudo subidón, la carrera más importante del año, una de las más importantes del mundo de la resistencia y ha resultado ser nuestra mejor carrera. Corríamos con un coche en principio no competitivo, ya que era de la categoría 3, que además era la categoría más competida, con más de 30 coches inscritos, entre ellos el Lotus oficial y el Nissan oficial.
Fue una semana de locos. el coche estaba perfecta mente puesto a punto, pero nos esperaba mucho lío.
En los libres usamos el tiempo para que Oliver Campos aprendiera la pista y el coche, por lo que el qualy era una incógnita.
No había mucho tiempo para calificar el coche, además diluviaba, por lo que tendría dos vueltas para meter el coche lo más adelante en la parrilla que se pueda. En estas carreras es importante, ya en el 2008 hubo un accidente masivo en la salida, y queríamos evitar riesgos.
Finalmente calificamos octavos de general y pole de la clase 3, lo que nos dejaba muy satistechos.

Para la parrilla montan un "sarao" interesante, con la parrilla formada una hora antes y el público dentro, lo que hace que sea una locura muy bonita.

La carrera comenzo, yo hice el primer Stint, con mucho miedo a un golpe, ya que con casi 70 coches en pista, las posibilidaddes de un roce eran máximas. Un pequeño roce nos podría retrasar, por lo que pese a todo fui muy cuidadoso.
Todo el cuidado, no pareció servir de mucho, ya que el Lotus Oficial, me golpeaba en el lateral, cuando trataba de doblarlo, pero por suerte para nosotros, sin consecuencias para el coche. La idea era tirar desde el principio, por lo que yo fui a ritmo fuerte, dejando el coche 5º de la general. Manuel Cintrano entró detrás de mí, haciendo un stint de casi dos horas dejando el coche 4º de la general y primeros de la clase 3. Oliver campos siguió, ya por la noche
llegando el tercer puesto absoluto, fue ahí donde empezó a complicarse de verdad la cosa. La lluvia torrencial y el frío, hacía que no se viera nada dentro del coche, por lo que Oliver tuvo que hacer un esfuerzo monumental para estar en pista. El problema fue tan grande, que tuvimos que improvisar un palo con un trapo dentro del cockpit, para poder limpiar los cristales en la recta.



Rod Barret, Jay Sheppard y Jan Person, todos ellos hicieron un gran trabajo, aunque a Rod, un coche que se había salido, le golpeaba, dejando la puerta colgando y el parachoque trasero dañado.
La noche se hacía insoportable, con esperas tan largas y condiciones tan malas que nos dejaba intentando relajarnos, sin éxito...

Cuando amaneció, estábamos terceros de la general, pero con una gran preocupación, el cuarto clasificado, un Mosler, venia 4 vueltas por detrás, pero rodando mucho más rápido que nosotros, y por lo que parecía podría pillarnos. Tuvimos que tomar una decisión importante, luchar por ganar la categoría, en la que estábamos líderes comfortables, o luchar por un podium en la absoluta, lo que sería épico para un coche de la categoría pequeña. Decidimos luchar y "tirar a muerte" para que el Mosler no nos cazara,
Al coche la faltaban varios trozos, pero funcionaba bien, por lo que el ataque empezada a funcionar. El Mosler, en las Manos de Ben Clucas era muy rápido, y calculábamos que nos pillaría en la última hora. Oliver hizo el penúltimo Stint, recibiendo un nuevo golpe de un doblado, dañando la suspensión trasera, malas noticias, ya que necesitábamos darlo todo. una hora y una vuelta de ventaja, pero con un coche tocado.

No parecía suficiente. el último relevo fue agónico, tratando de sacar el 100% de un coche casi inconducible, cuando de pronto, el Mosler, que calculó mal su gasolina, tenía que entrar a repostar, dejándonos el tercer puesto absoluto y el triunfo en la categoría. Un verdadero sueño.
La entrada en la meta fue muy muy emotiva, el equipo colgado de la reja de la pista, todos los pilotos como locos y porfín terminaba una angustia de 24 horas seguidas.





 Simplemente ha sido alucinante, hemos logrado un resultado increíble, todo un éxito para el equipo y para nosotros, ya que en absoluto  era lógico el resultado, ya que con 70 coches, entre ellos los oficiales de Nissan, Lotus, Aquila, Mosler, Ginetta y Honda, no sería fácil llegar a esto. En una carrera tan difícil, el trabajo del equipo fué la clave, la suerte tuvo que ver, ya que recibimos tres golpes que no nos dejaron fuera, y también el excelente trabajo de los pilotos, que pese a no ver, pese a la lluvia, pese al tráfico, pese a la presión, ninguno cometimos ni un error.

Hemos recibido miles de felicitaciones, que ni os imaginais como las agradecemos, estamos muy orgullosos y agradecidos al equipo, Neil Garner, que fue el mejor de largo, pese a no ser un equipo grande y famoso y a nuestros compañeros, que ha sido un honor y un placer compartir coche y a partir de ahora palmares con ellos.




La próxima de vuelta al Cto. de Britcar en Donnington y Nocturna.... me da la impresión de que ya hemos entrenado mucho la noche.